El sistema de mejora integral que satisface las expectativas de los clientes

El sistema de mejora integral que satisface las expectativas de los clientes
Resumen ejecutivo
El manejo de la Mejora Integral en un proceso basado en la madurez en cinco etapas es posible gracias a la Solución de Mejora de la Cadena de Valor TRACC desarrollada por CCi. TRACC incorpora las mejores prácticas codificadas en un sistema de gestión en toda la red de extremo a extremo para mejorar sistemáticamente el desempeño en todas las operaciones de fabricación y de la cadena de suministros. Esto sistematiza la tarea de mantener los esfuerzos de mejora continua en todo el negocio. La naturaleza integral de la solución TRACC asegura que el negocio sincronice la manufactura y el esfuerzo de mejora de la cadena de suministros.

 

Las mejores prácticas se clasifican en un conjunto de capacidades clave, que incluye temas centrales en ámbitos como la estrategia, la sistematización, la gestión de la transformación, los roles, los objetivos, las responsabilidades, la organización y la gestión del conocimiento. Los temas se utilizan para estructurar el contenido a través de los módulos centrales de los procesos de la cadena de valor, tales como Alineación de la Cadena de Valor, Liderazgo y Gestión del Cambio, Planificación de la Demanda, Planificación del Suministro, Adquisiciones, Planificación de Ventas y Operaciones y otros. Los temas aseguran que las personas relevantes, así como los procesos y las prioridades tecnológicas se apliquen a la transformación de la cadena de valor de forma sincronizada. Esto es difícil de lograr en proyectos desconectados.

El sistema de mejora integradora del TRACC utiliza evaluaciones de madurez para traducir el estado actual en una hoja de ruta de medidas de ejecución coordinadas en toda la empresa mundial. Este enfoque codificado permite el aprendizaje en toda la red empresarial, de modo que se puedan desarrollar competencias basadas en procesos para mejorar y mantener el desempeño.

El sistema de mejora integral es clave para el liderazgo y la gestión continua de la mejora y el cambio en el desempeño de la cadena de suministros, un aspecto subdesarrollado de la gestión de la cadena de suministros.

satisface expectativas clientesEn la transformación de la cadena de suministros, las primeras cuatro etapas desarrollan las capacidades de excelencia de la cadena de suministros desde dentro hacia fuera, a partir de la base esencial de la excelencia en manufactura que permiten las Mejores Prácticas Operativas de TRACC. Un suministro fiable y predecible es una capacidad fundamental para el desempeño de la cadena de suministros y una base para las capacidades de proceso de la fase 5: “competencia inconsciente” en una red de valor externa y orientada a la demanda.

La naturaleza integral de la solución TRACC asegura que el negocio sincronice la manufactura y el esfuerzo de mejora de la cadena de suministros, situación que se ha tornado difícil en las estructuras organizativas fragmentadas de hoy en día.

Al considerar la alineación dinámica como la definición de lo que es bueno, el viaje a la Etapa 5 es menos complejo, más fácil de definir y moviliza a la organización.

El modelo de alineación dinámica desarrollado por Gattorna para la cadena de suministros de extremo a extremo utiliza la demanda real del mercado como el marco de referencia definitivo para la transformación de la cadena de suministros de extremo a extremo. Por su propia naturaleza, se trata de un modelo externo y refleja el objetivo final de la etapa 5 de TRACC.

Basado en el comportamiento de compra de los clientes para varias categorías de productos/servicios (segmentación por comportamiento), el modelo de alineación dinámica de Gattorna utiliza estos conocimientos de compra para aplicar la ingeniería inversa a las propuestas de valor, estrategias operativas y configuraciones organizativas más apropiadas dentro de la empresa. Por lo general, este enfoque permite que las tres o cuatro cadenas de suministros horizontales máximas de una empresa se alineen con los silos funcionales tradicionales en los que existen todas las áreas de especialidad, por ejemplo, compras, producción, marketing, logística y ventas.

Estas áreas de especialidad son individualmente insuficientes para satisfacer la gama de comportamientos de compra en los mercados contemporáneos. Se requiere un profundo conocimiento del mercado para dar forma a las prácticas empresariales de forma dinámica en los pocos segmentos básicos de la cadena de suministros.

Mirando desde adentro hacia afuera, o desde la manufactura por empuje, no sabemos qué es lo mejor y qué es lo que no lo es; por lo tanto, esto equivale a adivinar. Si conocemos qué aspecto tiene el modelo de alineación dinámica de objetivos, podemos eliminar la complejidad innecesaria y crear las capacidades adecuadas para alinearse con la combinación de comportamientos de compra en un mercado determinado. El modelo de alineación dinámica puede utilizarse para complementar y proporcionar información esencial a las Mejores Prácticas del TRACC utilizadas para impulsar el cambio en las Etapas 1-5.

Por ejemplo, al desarrollar KPIs orientados a procesos, tenemos que reconocer que las medidas de éxito en una cadena de suministros Lean tradicional desde dentro hacia fuera son diferentes de las que se necesitan en una cadena de suministros “ágil” que responda a la demanda. Del mismo modo, las recetas de estrategia y alineación, los programas de formación y desarrollo y los sistemas de gestión del conocimiento variarán.

Al considerar la alineación dinámica como la definición de lo que es bueno, el viaje a la Etapa 5 es menos complejo, más fácil de definir y moviliza a la organización.

Si todas las variaciones segmentadas de la cadena de suministros se derivan de una interpretación más fina del mercado, entonces es más probable que el liderazgo y la gestión del cambio transformacional (muy subestimados en la transformación de la cadena de suministro) tengan éxito.

El éxito en la alineación de la cadena de valor y en la mejora del desempeño es entonces simplemente una cuestión de mezclar y emparejar principios y prácticas estándar de varias maneras para lograr una alineación única dentro de los tres o cuatro grupos de comportamiento de compradores dominantes identificados en cualquier mercado dado. Esto, a su vez, reducirá los servicios insuficientes y excesivos, así como mejorará los márgenes, ya que ofreceremos a los clientes sólo lo que realmente esperan, ni más ni menos. Pero, este enfoque sistémico necesita un liderazgo de cambio y un sistema de mejora integral eficaz.

 

Descargo de responsabilidad
Este recurso ha sido preparado como orientación general sobre asuntos de interés solamente y no constituye asesoramiento profesional. No deberá actuar en función de la información contenida aquí sin obtener asesoramiento profesional específico. Competitive Capabilities International (CCi) no acepta ni asume ningún tipo de responsabilidad, obligación o deber de cuidado como consecuencia de cualquier decisión o daño en que pueda incurrir cualquier persona como resultado de actuar o dejar de actuar según la información contenida en esta publicación.

Obtenga más contenido como este directamente a su correo electrónico.